Misión

El liberalismo comenzó a crecer para luchar contra el absolutismo imperante a principios del siglo XIX, de facto el vocablo liberal nace en España y se expande al resto del mundo con esta terminología. Si bien el caldo de cultivo era ideal en esta época, las primeras semillas ya se plantaron siglos antes en la explosión de las artes y las ciencias del renacimiento, pero sobre todo en el desarrollo del humanismo.

   La humanidad ha ido cambiando constantemente hasta nuestros días, y con ella las formas del absolutismo, mutando hacía totalitarismos en diferentes grados, pero con denominadores comunes, la anulación del pensamiento crítico y el convencimiento de estar en posesión de la única verdad. La doctrina liberal, su filosofía, es anterior a los conceptos de izquierda y derecha, de conservadurismo y progresismo, pero no por ello está obsoleta. He aquí nuestra misión, mantener vivos los valores y preceptos liberales, modernizándolos y difundiéndolos.