Titulo: Ciberleviatán.
Autor: José María Lasalle.
Arpa & Alfil, 2019.
Reseña escrita por: Jesús Pérez-Lanzac Muela.

Descubrí a José María Lasalle a través de su “Liberales (compromiso cívico con la virtud)”, Edit.Debate 2010, un monumental trabajo sobre el nacimiento del liberalismo en la Inglaterra desde inicios del siglo XVII a finales del XVIII, bajo el concepto del compromiso cívico con la virtud, base de los principios de derechos y libertades individuales, de la división de poderes, de la libertad de mercado, como principios que han conformado las instituciones de las sociedades democráticas abiertas hasta nuestros días.

La realidad virtual de la actual revolución 4.0, sin embargo, nos muestra la incapacidad de gestión de la nueva soberanía de los datos y los algoritmos por los principios liberales, sustituyendo la idea del ciudadano adulto capaz de tomar decisiones responsables, por la de un individuo con libertades y capacidades asistida y vigilada, mediante la inteligencia artificial, la robótica y el control de los datos, que lo devuelve a la infancia.

El proceso es de una rapidez de vértigo: los smartphones nacen en 2007. El tiempo en alcanzar los cincuenta millones de usuarios era de 62 años para los automóviles; 50 el teléfono; 40 la electricidad; 22 la tv; 7 internet; 3 facebook; 2 twitter. Los datos son el nuevo combustible de la economía digital.

Las consecuencias evidencian un ser poshumano desprovisto del anclaje del cuerpo que ya no es propietario de su persona, su libertad, acciones, incluso de sus opciones ideológicas y políticas, sino sumiso objeto de la dictadura digital por cuya hegemonía pugnan USA y China. El liberalismo está en crisis. Y con él la democracia. Frente la disolución del sujeto moderno, es necesaria una sublevación liberal que construya un desafiante relato humanista recuperando su capacidad crítica y propiciando equilibrios entre la técnica y el hombre, democratizando la propiedad de los datos y algoritmos. Europa, y sus valores culturales, tiene capacidad suficiente para fundamentar la resistencia liberal frente a este amenazante e incontrolado Ciberleviatán.


0 comentarios

Deja una respuesta